jueves, 2 de abril de 2009

Principios Logicos...

PRINCIPIOS LOGICOS.

Los principios lógicos de todo entendimiento humano entero, ya sean cualquier objeto que aplique a su propia actividad que realice, por lo tanto a esto se le llama los principios directores del conocimiento. Aunque estos principios no sean en realidad sino una expresión particular, para las condiciones del entendimiento humano, de los principios propiamente dichos, que son de orden verdaderamente universal, debemos limitarnos aquí a considerarlos bajo el aspecto lógico; pero, para estudiarlos de un modo completo, habría evidentemente que salir de ese punto de vista lógico y situarse en el punto de vista metafísico. Sabiendo el entendimiento de los principios lógicos se expresan através de juicios y debido a esto, cuando no es adaptado se ve obligado a ser estudiado y analizado porque si no es posible hacer dicha recomendación no puede tener valor lógico sino en tanto es conforme a estos principios, a los que se puede contemplar como las condiciones fundamentales del acuerdo del pensamiento consigo mismo, porque son la traducción lógica de las condiciones mismas de toda posibilidad.


Para esto existen tres principios los cuales nos hablan de las características que carecen cada uno de ellos como los cuales, el primero de estos principios lógicos es el principio de identidad, que, metafísicamente, afirma la identidad esencial que pertenece al ser, y que, lógicamente, puede formularse así: “lo que es, es”, “una cosa es lo que ella es”, o también “A es A”. Este principio es de una evidencia inmediata, pero dista mucho de ser tan insignificante como puede parecer cuando se le contempla superficialmente; los lógicos han cometido a menudo el error de descuidarlo o de no plantearlo claramente antes de todos los otros principios, lo que se debe quizás a lo difícil que es darse cuenta de toda su importancia sin darle la forma bajo la que tiene un alcance propiamente metafísico: “el ser es el ser”. Para permanecer en el dominio lógico, diremos que este principio está implicado en cada uno de nuestros juicios, cuya primera condición es en efecto que la cosa de la que hablamos sea y permanezca idéntica a sí misma, al menos con respecto al atributo que afirmamos le conviene, sin lo cual no sería posible decir de ella nada que fuese verdadero; es también, de manera inmediata, el principio de todas las demostraciones directas que tienen conclusión afirmativa.

El segundo principio lógico es el principio de contradicción, que es en cierto modo el inverso del principio de identidad, o su aspecto negativo, y que se puede expresar así: “A no es no-A”. Esto es una consecuencia inmediata del principio de identidad, pero no es el principio de identidad mismo; se debe admitir que hay ahí dos principios distintos, aunque hayan sido a veces confundidos por error. Leibniz formula el principio de contradicción del modo siguiente: “una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo y desde el mismo punto de vista”; esta fórmula está tomada de Aristóteles. Desde el punto de vista exclusivamente lógico, se puede también aceptar la de Kant: “un predicado que está en contradicción con un sujeto no le conviene”. En la práctica, el papel del principio de contradicción es más notable que el del principio de identidad; es por la ausencia de contradicción que se define la posibilidad lógica, y contradictorio y absurdo son, en el fondo, términos sinónimos. Este principio es el que se emplea más particularmente en toda discusión, en toda demostración directa que tiene conclusión negativa, y en toda demostración al absurdo, aunque haya que observar que cada uno de los principios de los que hablamos en este momento intervienen más o menos en todo razonamiento.

El tercer principio lógico es el principio del tercer excluido o del término medio excluido, que se puede formular así: “M es forzosamente A o no-A”, “una cosa es o no es, no hay término medio”. Este principio, que supone los dos anteriores, de los que es como una combinación, pone especialmente en evidencia la idea de necesidad lógica; de uso menos constante que los otros dos, está aplicado principalmente en todos los razonamientos en los que hay una alternativa.

2 comentarios:

fernando hincapie dijo...

esto no me sirvio para nada gracias

kej_ajpu dijo...

sINCERMANTE TENGOQ UE SEGUIR PROFUNDIZANDO. sIENTO QUE ES BUENO PONER EJEMPLOS Y APLICACIONES EN LA VIDA REAL. DIGO, SI ES NECESARIO PARA ALGUNOS Y ALGUNAS.

Publicar un comentario en la entrada

Programación JavaScript

Moonbath © 2008 Template by:
SkinCorner